En tránsito

Nos seguimos acercando a la tierra y por tanto alejandonos de la ciudad. Una ciudad de ruidos no de sonidos, de alquitrán, no de tierra, de ladrillos en vez de árboles y de gente hacinada, que ve la tele y compra.